Limpieza de salas blancas

En la actualidad hay un gran número de sectores, como el de la industria, la medicina o la cosmética, en los que es necesario controlar la contaminación que existe en una sala, para evitar alterar la calidad del producto, o causar posibles infecciones, por lo que limpieza de salas blancas es esencial.

La sala blanca, limpia o estéril es un espacio cerrado, pensado para mantener unos niveles de contaminación nulos o extremadamente bajos. Su diseño está perfectamente adaptado a los requerimientos específicos del espacio y cuenta con todos los medios para evitar la contaminación:

  • Acabados interiores: esquinas redondeadas para evitar la acumulación de polvo.
  • Control de partículas en el aire: el aire se filtra y se renueva para evitar que se llene de partículas.
  • Control de la presión: la presión interior de la sala es ligeramente superior, para evitar que entren los microorganismos del exterior.

Estos son algunos de los recursos que se utilizan para mantener la pureza de las salas blancas. Sin embargo poca importancia tiene un buen sistema de filtración, o un circuito de climatización de última tecnología, si, posteriormente, no existe un minucioso control de la limpieza del material y del personal que accede a la sala blanca. Por ese motivo, es imprescindible contar con los servicios de limpieza de una empresa especializada para las salas blancas.

Limpieza salas blancas

¿Qué debemos tener en cuenta para limpieza de salas blancas? 

Para mantener los niveles casi nulos de contaminación deben llevarse a cabo una limpieza y desinfección específicas, y deben conocerse cuáles son los procedimientos a seguir.

Hay muchos elementos a tener en cuenta para la limpieza salas blancas. Al ser una sala esterilizada, no puede introducirse en ella ningún producto de limpieza que no haya pasado unos controles previos. Asimismo, cada zona de la sala tiene unos requerimientos de limpieza distintos.

Contaminación de una sala blanca

Lo principal es evitar la contaminación en las zonas estériles, ya que puede implicar muchos problemas como la pérdida de calidad de un producto, infecciones y un aumento de costes. Entre otros, la apertura constate de las puertas de acceso a la sala blanca es la causante principal de la contaminación.

Vestuario

Otra de las medidas de higiene a tener en cuenta para la limpieza salas blancas recae en el control del vestuario. Todo el personal de limpieza que acceda a una sala blanca debe respetar las normas de vestuario indicadas en el protocolo. Este protocolo indica que deben lavarse las manos y vestirse con guantes, bata y gorro esterilizados. Además, al acceder en la sala blanca hay que pasar por la alfombra para el control de contaminación, que captura las partículas de suciedad y polvo que transportemos tanto en el calzado como en las ruedas de los equipos.

Asimismo, todos los útiles de limpieza serán de uso exclusivo para la sala blanca, no se almacenarán en ella, y deberán desinfectarse o esterilizarse antes de entrar en la sala.

Materiales

Para realizar la limpieza de las salas blancas, deben utilizarse productos especiales que cumplan con los requisitos de ese espacio. Además, para cada zona hay que seguir un proceso distinto, los más utilizados son:

  • Aspiradores especiales que purifican el aire a medida que se va limpiando.
  • Bayetas y mopas de microfibra evitando otros materiales. Es importante que los productos sean nuevos en cada servicio de limpieza
  • Desinfectantes y otros productos químicos según el tipo de sala

Protocolo

Cada una de las salas blancas tiene su propio protocolo de limpieza, sin embargo existe una norma general para todas ellas:

  • Entrar en la sala blanca sin aparatos electrónicos
  • Vestirse siguiendo un orden concreto: cubrir zapatos, colocar gorro, pantalones y bata
  • Ponerse, una vez dentro, los guantes y las gafas, en este orden
  • Limpiar desde la zona más limpia a la más sucia
  • Limpiar de arriba hacia abajo
  • Pisar repetidamente la alfombra adhesiva antes de entrar
  • Y, obviamente, seguir el protocolo específico para limpiar la sala

Limpieza por zonas

La limpieza de las salas blancas es un proceso muy concreto, por lo que además de seguirse un orden para limpiar, cada zona de la sala tiene unos requisitos distintos de limpieza.

  • Techo: la desinfección y limpieza del techo se realiza con sumo cuidado, dedicando especial atención al aclarado para evitar dejar restos de producto.
  • Luces: requieren de un limpieza concreta con una mopa especial y producto para cristal. La limpieza del interior de estas sigue el mismo proceso.
  • Paredes, puertas y ventanas: deben limpiarse de arriba a bajo con una bayeta humedecida con un agente limpiador. También deben tenerse en cuenta los marcos.

Para quitar los residuos de adhesivos o pinturas persistentes, lo más importante es consultar con el proveedor del producto para encontrar los disolventes más indicados.

Beneficios de contratar nuestro servicio de limpieza de hospitales 

Es importante recordar que una sala blanca es un habitáculo que, por sus distintas utilidades, debe estar en condiciones de nula contaminación. Por ello, su mantenimiento es extremadamente delicado y debe ponerse en manos de profesionales con los conocimientos necesarios para su correcta limpieza.

Garantizar un correcto servicio de limpieza de hospitales y salas blancas pasa por contar con un equipo de profesionales formados en las técnicas de limpieza específicas y tener presente las medidas de seguridad que marca la ley de prevención de riesgos laborales, así como los protocolos que se establecen.

Existen muchas ventajas al contratar un servicio de limpieza de salas blancas, sin embargo, estas ventajas aumentan al contratar los servicios de Serlim. En todo momento nos encargamos de garantizar la seguridad de nuestros empleados con nuestras reglas establecidas para cada jornada de limpieza. Además nos encargamos de una limpieza personalizada en cada sala del recinto, ya que a cada sala se le otorga un uso distinto.

Entre otros, nuestro servicio de limpieza de hospitales posee un excelente desempeño a la hora de realizar las tareas y cuenta con los mejores empleados con conocimientos de cómo limpiar cada área y qué productos utilizar, además de conocer las normativas de cada lugar.

En la empresa de servicio de limpieza Serlim contamos con la experiencia y conocimientos necesarios para llevar a cabo la limpieza de hospitales y salas blancas. Para cualquier duda puedes contactar con nosotros.