Limpieza después de un incendio

Sufrir un incendio en nuestra empresa es, además de una situación traumática por sus implicaciones estructurales y pérdidas económicas, un peligro para las personas. Para evitar daños mayores debemos ponernos en manos de profesionales en servicios de limpieza que nos ayuden a retomar la actividad lo antes posible, y contar con una empresa especializada en la limpieza de un incendio.

Limpieza de incendios

Limpieza posterior al incendio

Existen empresas de limpieza después de un incendio que asisten con profesionalidad y celeridad a este tipo de sucesos.  La empresa de limpieza Serlim es una de ellas y, tras un incendio y antes de empezar con la limpieza, analizamos cómo se ha producido y desarrollado el fuego y, sobre todo qué estructuras se han visto afectadas.

Poner el proceso de limpieza en manos de profesionales es de suma importancia, conocer las herramientas que debemos utilizar y cómo y cuándo usarlas garantiza que el proceso se realizará de forma ordenada y segura. Con una óptima utilización de las herramientas y los materiales podremos asegurarnos una reducción de los costes por los daños sufridos en las instalaciones, así como una rápida recuperación de la actividad profesional.

Aunque aparentemente el fuego haya sido extinguido, el peligro de reavivar las llamas sigue siendo una gran amenaza en las áreas que ya han sido muy dañadas. El calor de la madera u otros materiales que todavía están ardiendo pueden volver a crear un incendio si entran en contacto con algún producto inflamable u oxígeno y se vuelven a encender. Los profesionales de las empresas de limpieza después de un incendio deben tomar todo tipo de precauciones.

Como hemos indicado en reiteradas ocasiones, en Serlim consideremos que la eficacia y la rapidez a la hora de iniciar las tareas de limpieza después de un incendio son de suma importancia, así como la aplicación de aquellas técnicas específicas para limpiar las diferentes zonas u objetos que se hayan podido ver afectados. Es importante, además, que desde que sucede el incendio hasta que se empieza a limpiar la zona haya transcurrido el menor tiempo posible, ya que a medida que transcurren los días, será más costoso reparar los daños.

¿Cómo evitar daños ante la limpieza de incendios?

Antes de empezar con las tareas de limpieza tras un incendio, debemos tener en cuenta una serie de precauciones para evitar daños. Obviamente, a parte del peligro que suponen las brasas todavía ardientes, hay otros aspectos que pueden causar lesiones, a continuación mostramos algunos de los más comunes:

  • Cansancio extremo del trabajador
  • Peligros respiratorios
  • Restos de brasas
  • Intoxicación por monóxido de carbono
  • Daños por descarga eléctrica
  • Equipos pesados
  • Calor y frío extremos
  • Estructuras inestables
  • Materiales peligrosos

Sea como fuere, es indispensable que garanticemos la máxima seguridad a nuestro equipo de profesionales para poder trabajar en las tareas de limpieza tras el incendio con las máximas garantías. Por ello es de suma importancia analizar la zona devastada antes de iniciar la limpieza.

¿Qué debemos tener en cuenta para evitar daños personales?

  • Corrientes eléctricas producidas por el daño o derrumbe del tendido eléctrico pueden exponer a los trabajadores a un peligro de descarga eléctrica. Ante esta situación, en Serlim actuamos con sumo cuidado evitando manipular los cables, utilizando guantes, calzado e indumentarias que cumplan con la normativa y protejan al profesional de la limpieza de sufrir un accidente. Es importante no manipular cables cuando el tendido eléctrico derribado, sólo aquellos profesionales con conocimientos específicos (electricistas, operadores de compañías eléctricas, etc.) pueden trabajar en este tipo de situaciones, advirtiendo a la empresa proveedora de electricidad en caso de considerarlo necesario.
  • El estrés y las lesiones en extremidades aparecen en estas situaciones debido a la rapidez con la que debemos reaccionar. Actuamos bajo presión para conseguir recuperar la actividad normal del espacio y movemos objetos y mobiliario sin tener en cuenta el peso que comporta. El estrés, sumado a largas horas de trabajo y a la fatiga pueden aumentar el riesgo de lesiones o enfermedades. En este sentido es importante trabajar en equipo.
  • Las temperaturas extremas pueden provocar agotamiento y, en casos concretos, desfallecimientos. Las empresas de servicios de limpieza tras un incendio deben abastecer a su equipo con agua abundante, descansos continuados y vestuarios concretos. En caso de mareos debemos actuar con celeridad y buscar asistencia médica urgente.
  • Exposición a tóxicos. Los trabajadores de limpieza pueden estar expuestos a cenizas, hollín y productos de descomposición a causa de los materiales quemados. Estos productos pueden causar irritaciones en las las vías respiratorias, por ello es indispensable el uso de máscaras que protejan al profesional de cualquier inhalación de humos o tóxicos.
  • Proliferación de bacterias. Debido a las altas temperaturas, una vez sofocado el incendio, pueden crecer muchas bacterias y moho en las plantas y los otros materiales orgánicos en mal estado y mojados. Respirar bacterias y polvo orgánico podría causar enfermedades pulmonares.

Qué procedimiento debemos seguir

Con todo lo expuesto hasta el momento y teniendo en cuenta la seguridad de los profesionales que intervienen en las tareas de limpieza tras un incendio, debemos planificar el proceso de limpieza a llevar a cabo:

  • Comprobar estructuras
  • Provocar corriente de aire, si es posible, para eliminar restos de humo y olores.
  • Retirar enseres u objetos afectados por el fuego, para su posterior desecho o restauración.
  • Retirar escombros.
  • Limpieza de los estragos causados por el fuego tales como el hollín o los residuos de objetos quemados
  • Tratamiento de choque con ozono para purificar el aire.

Estos son algunos de los procedimientos que una empresa especializada en la limpieza después de un incendio debe tener en cuenta.

La clave de una buena limpieza tras un incendio recae en los profesionales que la ejecutan. En Serlim somos expertos en la limpieza integral tras un incendio, de modo que, si estás interesado, no lo dudes y contáctanos.