La asepsia. ¿Qué es y cómo evitar el contagio en espacios cerrados?

La asepsia. ¿Qué es y cómo evitar el contagio en espacios cerrados?

Los contagios y la transmisión de los microorganismos que pueden afectar a tu salud son muchos más de lo que te imaginas, y es muy fácil caer enfermo por la intrusión de estos gérmenes y bacterias. La asepsia ayuda a evitar que este proceso se desarrolle en su totalidad. Prevenir los contagios espacios cerrados es posible. Mantener una limpieza impecable en los espacios compartidos es esencial para reducir estas transmisiones, y gracias a servicios profesionales de limpieza como los de Serlim es posible.

Descubre en profundidad qué es la asepsia, cómo puedes contagiarte y qué acciones puedes llevar a cabo para evitar el contagio en espacios cerrados.

¡Contrata el mejor servicio de limpieza profesional!

¿Qué es la asepsia?

Se podría decir que el concepto asepsia posee dos términos diferentes pero relacionados entre sí.

Por un lado, la asepsia responde a aquella situación protagonizada por la ausencia o carencia de materia séptica. La falta de materia séptica significa que no existe posibilidad de aparición de una infección ya que no hay ninguna bacteria, microbio o germen patógeno que pueda dar lugar a esta infección.

Por otro lado, la asepsia también corresponde al conjunto de técnicas y procedimientos que se llevan a cabo para evitar la entrada o intrusión de estas bacterias, virus, hongos y gérmenes en nuestro organismo. Este proceso es esencial en muchas situaciones diversas, en el ámbito de la medicina, por ejemplo, la asepsia quirúrgica es vital para la correcta esterilización de los materiales y de la sala en sí para evitar infecciones al paciente que está siendo tratado. Por esa razón, también existen productos especializados en evitar las transmisiones de gérmenes: los antisépticos.

¿Cómo te puede ayudar la asepsia a evitar un contagio en espacios cerrado? Antes de averiguar qué podemos hacer para evitar contagiarse, es importante entender cómo se produce el contagio.

¿Cómo se produce el contagio en espacios cerrados?

Los ambientes y situaciones en las que uno puede ser contagiado son innumerables.

Imagínate a una persona enferma en la oficina o en clase, que tose y estornuda de forma constante. En estas acciones, las bacterias y otras partículas infecciosas se desplazan a través de diminutas cantidades de saliva que pueden adherirse al suelo, al mobiliario, en la ropa y en la piel de la persona situada cerca del enfermo o enferma, e incluso a través del aire también es posible el contagio en espacios cerrados.

Existen espacios en los que el riesgo de contagio es mayor, como hospitales, laboratorios o salas aisladas, por lo que la asepsia cobra un papel protagonista y de vital importancia. No obstante, no deben pasar por alto otros ambientes como las oficinas, las aulas de las escuelas y todas aquellas habitaciones cerradas con gran actividad de interacción entre personas.

¿Cómo evitar el contagio en espacios cerrados?

Como has podido leer, el contagio es principalmente a través del aire, un elemento muy difícil de controlar. No obstante, puedes llevar a cabo ciertas acciones para disminuir las posibilidades de transmisión de gérmenes.

La acción más efectiva para prevenir un contagio en espacios cerrados es contratar un servicio de limpieza especialista en el sector con una gran experiencia en el área como la empresa Serlim. Mantener el espacio de trabajo desinfectado y en óptimas condiciones higiénicas de forma constante favorecerá la ausencia de gérmenes y bacterias.

Entre otras acciones posibles, se puede proporcionar antisépticos en las entradas de habitaciones de hospital, sala de oficinas o en las aulas de colegios, para disminuir las posibilidades de contagio. Además, actuar de forma educada también ayuda en estas situaciones, como por ejemplo ponerse la mano en la boca al estornudar o llevar mascarilla en las situaciones más evidentes y de alto riesgo de transmisión.

Así pues, un servicio de limpieza es la mejor opción para conseguir no solo un espacio limpio, sino un espacio libre de bacterias y gérmenes.

En resumen, una correcta limpieza puede evitar el contagio en espacios cerrados. Por ello un buen equipo profesional con experiencia en el sector como Serlim.